Os deseo que tengáis y vivais unas felices navidades y como no, una gran despedida y entrada de año. A vivirlas y disfrutarlas amigos. Un saludo amigos.

No sabemos si habrá un mañana, pero un hoy, eso es seguro.

Un tulipán no trata de impresionar a nadie. No se esfuerza en ser diferente de una rosa. No tiene que hacerlo. Es diferente. Y hay sitio en el jardín para cada una de las flores.
Este fin de semana de mayo se celebró Maria Auxiliadora, quizás mi relación en el pasado con el mundo salesiano y con la Fe en ella fueron la semilla que internamente fueron creciendo en mi interior para después de 21 años dedicar parte de mi vida y experiencia en ayudar y demostrar a los demás que siempre hay vida, siempre hay fuerza y siempre hay constancia, es sólo que muchas veces puede ser díficil encontrarlas sin una luz en la que orientarse.

Por eso y con mi humilde labor y experiencia os dejo un poco de luz para que quizás creas que, no hoy o mañana, te puedan ser de utilidad pero siempre sabrás que al menos en este blog un poco de luz siempre encontrarás y de ti dependerá dejarte iluminar o no.

Como dije en el título no sabemos si habrá un mañana, pero un hoy, eso es seguro y es algo que aprendí hace ya casi 22 años cuando estaba en el hospital y cuando no sabía si habría un mañana y el hoy era lo único de lo que disponía seguro para vivir y luchar un día mas.

Seguramente dispones de talentos inigualados que te aseguro todavía no has desarrollado completamente o no has sido consciente de ello. Y si ya estás siendo consciente de esto no tengas miedo a llevarlos a cabo por temor a ofender a otros que se sientan inseguros cuando están cerca de ti porque tú puedes ser la luz que los ilumine y les de la fuerza que necesiten.

Muchos de los grandes errores que cometemos en nuestra vida son muchas veces producto de nuestra impaciencia y de los que debemos aprender.

Otros errores vienen de actuar sin pensar, de no tener la información correcta o no querer escucharla de la experiencia de los que ya la sufrieron, de no entender el mundo tal y como es y que las cosas que nos suceden por buenas o malas no deben suponer un freno en el avance de nuestras vidas.

Nuestro primer deber realmente es ver la vida, el mundo y las personas tal y como son. Ver la realidad, hablar y perdonar.

La vida es relativamente simple o frustrantemente complicada, dependiendo de como decidas verla.

De ti depende como quieres vivir, mirando hacia atrás con añoranza y evitándote avanzar, o levantar la cabeza, aprovechar el día de hoy para avanzar con el apoyo de los recuerdos pasados sin que te que supongan una carga y tener claro que quizás no tengas un mañana pero lo que sí tienes es un hoy, un hoy por el que vivir, un hoy por el que luchar y un hoy por hacer feliz a los que tienes más cerca y a los que importas.

Quizás mañana no estés pero lo que hagas hoy seguramente sea lo que viva por ti el resto de muchos días en otras personas que necesitan y han necesitado de tu experiencia para ver que la vida por dura que pueda ser, uno siempre debe demostrarle que puede serlo más.

Porque amigos, Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido.
Un saludo amigos.
Raul Martinez